¿No sabes a dónde ir el fin de semana? Visita Puebla o Morelos si te encuentras en la CDMX

A veces se nos cierra el mundo pensando qué hacer un fin de semana y lo primero que buscamos son las playas, pero no solo de mar y sol vive el hombre.

México posee 32 estados que contienen cada uno a su estilo una enorme riqueza cultural e histórica que se puede apreciar en su folklore y gastronomía.

Si tienes duda de a dónde ir y tu olfato y papilas gustativas son lo tuyo, solo tienes que ver hacia Morelos o Puebla… mira lo que te puedes encontrar:

  1. a) Puebla

El vecino de Oaxaca y contendiente por el título del centro mexicano del mole es conocido por su mole poblano, pipianes (usando como base la semilla de calabaza), mole de caderas (usando cabra), mole rojo (a base de una serie de chiles y muchos ingredientes más).

Los legendarios chiles en nogada (chile relleno) así como sus regias tortas: cemitas poblanas (tortas con un panecillo de semilla de sésamo artesanal, huaraches (a base de masa de maíz) y la famosa guajolota (un tipo de pambazo).

La evidencia más antigua de cultivo de maíz se encuentra en Tehuacán y los primeros asentamientos en el presente de México se encuentra aquí y en las Tierras Altas Centrales.

Puebla tiene antojitos verdaderamente especiales: chalupas (tortillas pequeñas con salsa), tacos al pastor y tacos árabes servidos sobre una tortilla de pita, tacos orientales y tacos de harina.

De hecho, son altamente solicitados los tacos de pastor para eventos sencillamente por que los taqueros hacen un espectáculo al servirlos.

Los Huauzontles o verduras silvestres, se cocinan en mole o salsa de tomate y los conventos católicos todavía elaboran algunos de los dulces más notables de la república.

También puedes encontrar aquí un mezcal hecho de agave.

  1. b) Morelos

Hacen los más deliciosos tacos de guisado aquí y lo llaman el taco acorazado el cual está lleno de arroz, milanesa, mole del vecino estado de Guerrero, nopales y salsa o que tal los tacos de cecina (Yecapixtla) que son insuperables.

A solo una hora de la Ciudad de México, vale la pena el viaje en busca de mixiotes de pescado (cocinados en hojas de maguey), quesadillas rellenas de huitlacoche y flores de calabaza, clemole (sopa tradicional mexicana), tostadas de médula ósea, pozole blanco, palomas en escabeche y escarabajos vivos llenos de notas herbales.

Un caballero mayor una vez me convenció para agregar escarabajos a mi taco acorazado, así que los atrapé en el lugar para que no se fueran volando, ¡un acto salvaje! Pero delicioso.

Aunque el área no es parte de la denominación de origen, un mezcal tradicional se produce aquí y los verdaderos aficionados al mezcal respetan primero el producto, el proteccionismo es duro.

Quizás la mejor comida que he comido en Morelos fue cocinada en la casa de Rubí del puesto prehispánico en el mercado de Tepotzlán, El Tlequil.

Cenamos siete chiles de conejo y tlaltequeadas (tortas de amaranto y pulque) cubiertas de mole de amaranto acompañadas de salsa de escarabajos y tortillas de maíz hechas a mano.

Como podrás ver, entre los ingredientes y preparaciones, es una gastronomía única las que envuelve a estos dos estados latamente representativos de México… así que ¿a dónde irás… a Puebla o a Morelos?

Referencia: YouTube, Taquerías El Farolito, Gobierno de Puebla