Incluyes en tu vida un postre rico en nutrientes y de forma natural

Desde pequeña, en casa siempre se acostumbró comer de forma sana y fresca.

Mi madre era enemiga de los dulces (caso muy difícil para nosotros que se nos caía la baba cuando íbamos a la tienda y sencillamente no nos compraban ninguno de esos dulces).

Por lo que en lugar de darnos esos dulces industrializados, mi madre nos preparaba postres caseros o sencillamente nos ofrecía diversos tipo de semillas, frutos secos y por supuesto fruta y más fruta.

Sí, lo sé y lo viví… no era lo mismo pero igual lo disfrutábamos.

Mi madre cocinaba unos panqueques llenos de bayas que aún adoro cada vez que vamos a visitarla y entre las monerías que llegaba a preparar se encontraban unas barras que en casa le llamamos palanquetas.

Resultado de imagen para panqueques llenos de bayas

Diversos tipos de palanquetas eran de nuestras preferidas: las hacía con miel y les ponía ya sea semilla de calabaza, cacahuate y / o ajonjolí y unía la mezcla con la miel.

Unas tenían todas esas semillas o bien las hacía a parte y bueno… eramos clientes de esas palanquetas que nos encantaba llevar a la escuela.

Este mismo tipo de dulce es muy conocido en mi país y se encuentra dentro de nuestras tradiciones siendo parte del gran abanico de dulces mexicanos que se encuentran hechos así, de forma artesanal y con los frutos más sencillos sin esos aditivos que les ponen en el sector industrial.

Hoy en día veo que esas palanquetas han evolucionado y ahora se les conoce como barras energéticas e incluyen otras ingredientes dentro de su proceso.

Resultado de imagen para palanquetas

Sí, es importante verificar de qué tipo de barras estamos hablando y su procedencia.

Desde mi humilde opinión, entre más industrializado sea el producto, más lejos de lo natural se encuentra.

Sin embargo, existen propuestas interesantes si no tienes el tiempo o gusto de hacerlas de forma manual en casa y es el de contar con un proveedor que te ofrezca un producto que solo contenga semillas y miel… así de sencillo.

Entre más natural es este delicioso postre o alimento será mucho mejor.

Ten presente que las nueces y semillas contienen altos niveles de minerales y grasas saludables.

Aunque estas son adiciones comunes en las listas de superalimentos, la desventaja es que son altas en calorías.

Por ejemplo un puñado rápido de nueces podría contener más de 100 calorías. Las nueces y semillas sin cáscara, en este sentido, son ideales porque tardan en abrirse, lo que te ralentiza.

Y como todo el exceso es malo, incluso lo que es bueno para tu salud, así que hay que consumirlos con prudencia.

Además de esto, no te olvides de incluir granos integrales, nombrados como tales porque, a diferencia de los granos refinados, no son despojados de su salvado que contiene nutrientes y parte germinante durante el procesamiento.

Y también por que tienen beneficios similares a los que se encuentran en los frijoles, aunque no contienen tanta proteína.

Te comento ya entrados en gastos, la quinua no es un grano pero se cocina como uno y también es una fuente notable de proteínas, vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

Con información de Eat Me Guilt Free || Cuidate plus || Guía infantil