El dilema

No era fácil y lo sabía pero no había otra forma de decirlo y no quería que se enterara de otra forma, al fin y al cabo  se querían.

Silvia entró a la oficina de Patricio, ellos trabajaban juntos y vivían juntos. Solo que en diferente departamento, Patricio estaba atendiendo una llamada por lo que le hizo un ademán de que pasara y se sentara mientras terminaba.

Terminó y Patricio al fin pudo hablar

-Hola amor ¿Cómo estás?

Silvia no había pensado en cómo le iba a decir ni por dónde empezar a hacerlo, realmente no había pensado en ese plan. Se quedó pasmada

-Uhmm… ¿Estás bien? – preguntó Patricio

Silvia siguió sin responder, se había ido a algún lugar ausente de su mente, pero regresó para decirle que mejor hablaban en la casa y salió como relámpago de su oficina. Todo el día fue consumido por la ansiedad y re-leyendo el mail que recibió.

“Señorita Silvia Gutierréz fue aceptada para una maestría en el Instituto de Cine de New York, si usted desea aceptar esta beca le pedimos que se comunique a la brevedad para poder arreglar los detalles faltantes y comenzar con el papeleo”

Era un sueño hecho realidad, ella había aspirado a ganar esa beca desde que comenzó la carrera pero no fue hasta que entró a este trabajo que pudo costear su cortometraje y mandarlo. Lo mandó con una esperanza latente, ya saben cómo son las expectativas de tramposas. Pero el verdadero reto era decirle a su pareja sobre esto.

Ella quería decirle que se fuera con él porque no creía en las relaciones a distancias pero no iba a renunciar a su sueño, no esta vez.

Aunque se fueron juntos, ella no dijo nada sobre el tema aunque tenía miedo, se sentía emocionada pero trataba de calmarlo para que él no notara el brillo en sus ojos. Ya que llegaron y estaban cenando decidió que era un buen momento.

Así que buscó el mail  y se lo pasó discretamente a Patricio. Patricio lo leyó y se notaba en su rostro la sorpresa.

¡FELICIDADES AMOR! –gritó y se levantó exclusivamente para abrazarla con fuerza

Silvia y él hablaron mucho sobre las posibilidades que le daba para su carrera, las cosas que haría, las personas que iba a conocer, era una noticia increíble.

-Hay algo que debo preguntarte… -dijo con precaución Silvia, y su voz bajo de tono- ¿Querrías ir conmigo?

Patricio se quedó sorprendido, no esperaba esa pregunta.

-Piénsalo, puedes encontrar un trabajo allí, ya hablas inglés y podríamos estar juntos sería increíble…

Patricio seguía tragando la noticia y la posibilidad, no la había pensado no con tanto detalle, a él le gustaba planear todo con anticipación así que la propuesta le cayó de sorpresa. Él no quería sujetar a Silvia como unos flejes, quería que volara pero ahora tenía una decisión que tomar, una que probablemente definiría el curso de su vida.

Silvia seguía ahí, viéndolo en silencio seguramente pensando sobre si preguntarle fue un error o pensando en el peor escenario.

Ambos se veían a los ojos, ninguno decía nada.

Video: YouTube

Conoce más: APLEMSA

Información: Buzzfeed