El abecedario de los huesos

Había una vez, en la gran ciudad un hospital, era el más avanzado tecnológicamente porque decían que cuidaban casi todas las enfermedades que amenazaran a la raza humano, la estructura era gigante e imponente, un edificio alto pero no llegaba a rascacielos aunque a juzgar por la arquitectura seguramente lo pensaron.

Era de élite, no cualquiera podía costear los tratamientos y dicen que al entrar aparte del contrato de quitarles la responsabilidad también tenías que firmar uno de privacidad de que no importando el tratamiento tenías prohibido tomar foto o vídeo, era muy raro ver algún vídeo proveniente de ahí pues las consecuencias legales eran muy serias para no tomarlo así.

Normal neck bones. Coloured profile 3D computer tomography (CT) scan of the neck of a 30 patient,showing healthy bones and intervertebral discs

A lado del hospital se encontraba la funeraria y el panteón presuntamente el hospital también era dueño de esos terrenos y que usó una parte específicamente al hospital, mucha gente importante –y rica, sobretodo rica- iba a ir para poder curarse. Algunos tenían enfermedades muy comunes como gripe y otros famosos sin duda trataban de estar en el anonimato sobre su enfermedad. El entrar a ese hospital ya era motivo de ser celebridad o de que la muerte estaba cerca.

Una de las enfermedades más raras que enfrentamos fue una donde la gente soñaba con entes de luz, algunos decían demonios otros ángeles o simplemente culpaban al aroma que expedían las fábricas del centro que contenían esporas de unas flores  que se usaban como droga para relajar el cuerpo.

Y al despertar en sus huesos podía haber dos consecuencias o eran muy frágiles o en una tomografía se podía ver cómo había unas marcas en los huesos variaba muchísimo de la persona. Unas eran como arañazos, otros tenían algo escrito en un lenguaje que no entendían hubo un descubrimiento de que probablemente con las suficientes pruebas pudiera haber un alfabeto o un patrón.

No sabían que entes eran ni de que se trataban pero cada vez se hacía más común ver que las celebridades entraban el problema es que las consecuencias todavía no se sabían a ciencia cierta.

Algunas personas tenían cambio de humor muy drástico o comenzaban a escuchar voces en otros idiomas que no entendían, los extremos eran la clave, no sabían cómo es que las personas llegaban a ese sueño o si alguien los controlaba pero la enfermedad de los huesos todavía no tenía nombre todo era muy incierto.

Pero les preocupaba a las autoridades por lo que trataban de monitorear el sueño para ver si podían encontrar un patrón o algo que les diera una pista sobre como detener lo que estaba pasando, huesos rotos con mensajes ocultos.

Incluso se llegó a pensar que era controlado todo el asunto, ya saben cómo un negocio de las farmacéuticas  nos gusta pensar que es así porque significa que hay un antídoto pero al mismo tiempo asusta porque significa que hay una nueva corriente de poder, significa que no sabemos con qué estamos lidiando.

Esto es el inicio de algo pero no sabemos si este es el principio del fin.

Referencia: YouTube, OLAB , Culturamas